Make your own free website on Tripod.com

CALENTANDO LA MAÑANA

Reflexiones IV
Home
Historia
Equipo
Secciones
Reflexiones I
Reflexiones II
Reflexiones III
Reflexiones IV
Reflexiones V
Contacto

El árbol de los problemas

El carpintero que había contratado para ayudarme a reparar una vieja granja, acababa de finalizar un duro primer día de trabajo. Su cortadora eléctrica se dañó y lo hizo perder una hora de trabajo y ahora su antiguo camión se negaba a arrancar. Mientras le llevaba a su casa, se sentó en silencio. Cuando llegamos, me invitó a conocer a su familia. Mientras nos dirigíamos a la puerta de su casa, se detuvo brevemente frente a un pequeño árbol, tocando las puntas de las ramas con ambas manos.

Cuando se abrió la puerta, el rostro de aquel hombre se transformó, sonrió, abrazó a sus dos pequeños hijos y le dio un beso a su esposa. Luego me acompañó hasta el coche. Cuando pasamos cerca del árbol, sentí curiosidad y le pregunte por lo que lo había hecho un rato antes. "Oh, ese es mi árbol de problemas", contestó. "Sé que no puedo evitar tener problemas en el trabajo, pero una cosa es segura: los problemas no pertenecen a la casa, ni a mi esposa, ni a mis hijos. Así que simplemente los cuelgo en el árbol cada noche cuando llego a casa. Luego, a la mañana siguiente, los recojo otra vez. Lo bueno es -concluyó sonriendo- que cuando salgo por la mañana a recogerlos, no hay tantos como los que recuerdo haber colgado la noche anterior".

 

 

Permaneciendo en lo Alto En El Árbol de Manzanas....
 
Las mujeres somos como manzanas en los árboles...
Las mejores están en la copa del árbol.
Los hombres no quieren alcanzar las mejores, porque tienen miedo de caer  y herirse.
En cambio, toman las manzanas podridas que han caído a tierra y que aunque  no son tan buenas, son fáciles de alcanzar. Así  que las manzanas que están en la copa del árbol, piensan para si, que algo
está mal con ellas, cuando  en realidad, "Ellas son grandiosas". Simplemente  tienen que ser pacientes y esperar a que el hombre correcto llegue, aquel que sea lo suficientemente valiente para trepar hasta la cima del árbol por  ellas.

 No nos caigamos para ser alcanzadas, quien nos necesite y quiera hará TODO para alcanzarnos....

La mujer salió de la costilla del hombre, no de los pies para ser pisoteada, ni de la cabeza para ser superior.
Sino del lado para ser igual, debajo del brazo para ser protegida, y al lado del corazón para ser amada...

 

''Armonía en el hogar''

Un hombre, no muy contento con su vida de hogar, caminaba a las afueras del pueblo.
Se encontró con una anciana, fuente de inagotables consejos sabios.
El hombre narró a la anciana todos sus problemas.
-lo siento por los hijos- dijo la buena mujer.
-por los hijos no!,   respondió el hombre,  siéntalo por mi.
La anciana le mostró al hombre una larga escalera, firme y estable.-

Imagina que la escalera es el hogar le dijo. La esposa es una de las varas laterales,  el marido es la segunda. Estas varas deben estar unidas por escalones los cuales representan los lazos de la confianza, respeto, sabiduría, comunicación y paciencia. Cuando falta esa unión, el hogar se desintegra y los hijos no llegarán a ninguna cumbre. Además, agregó la anciana,  la escalera debe descansar sobre un piso firme, el amor.

 

El amor es la base de toda familia.

 

calentandolamanana@hotmail.com